¿Que es un oxímoron? Usos y ejemplos

Un oxímoron es una forma de hablar que combina palabras contradictorias con significados opuestos, como «noticias antiguas», «silencio ensordecedor» o «caos organizado». Los oxímoron pueden parecer ilógicos al principio, pero en el contexto suelen tener sentido. Los oxímoron pueden ser claramente confusos (¿ves lo que hicimos ahí?), así que este artículo explica todo lo que necesitas saber. Proporcionaremos ejemplos de oxímoron y brindaremos orientación sobre cómo se usan, pero primero, veamos una definición de oxímoron más completa.

¿Qué es un oxímoron?

Un oxímoron es un dispositivo literario que yuxtapone términos contradictorios. Los oxímorones a menudo se usan poéticamente como una forma de resaltar un nuevo significado en una palabra o frase. Al igual que una paradoja, un oxímoron es lo que se conoce como una “contradicción de términos”, aunque los oxímorones y las paradojas son dos cosas diferentes, como se explica a continuación.

La palabra oxímoron es una palabra griega antigua, que se traduce más de cerca a algo así como «muy aburrido» o «inteligentemente estúpido». En otras palabras, la definición del oxímoron es en sí misma un oxímoron.

Los oxímoron se han utilizado durante milenios. Más de unas pocas incluso se han convertido en expresiones comunes en el inglés moderno, como estos ejemplos de oxímoron:

  • estimación precisa
  • solos juntos
  • agridulce
  • bajar abajo
  • distancia cercana
  • hacerse más pequeño
  • Camaron Jumbo
  • única opción
  • copia original
  • pasivo agresivo
  • la misma diferencia
  • seriamente divertido
  • pequeña multitud
  • realidad virtual

¿Cuál es el propósito de los oxímoron?

Al igual que con otros recursos literarios como la metáfora, la onomatopeya y la hipérbole, los oxímorones tienen algunos propósitos diferentes en la escritura, todos los cuales son bastante útiles en la situación correcta:

Efecto dramático
Como contradicción de términos, un oxímoron se destaca y también provoca un pensamiento crítico. El lector debe hacer una pausa momentánea para comprender y procesar el significado; en otras palabras, los oxímoron hacen pensar al lector.

Los oxímoron tienden a tener significados más profundos y son más memorables que las palabras no contradictorias, por lo que funcionan muy bien en puntos clave de su escritura para impulsar la participación del lector. Ocasionalmente, también funcionan bien con el lenguaje figurado para aumentar el poder detrás de ciertas palabras.

Entretenimiento
Los oxímoron presentan una oportunidad ideal para ser inteligente o divertido. La configuración inherente de palabras contradictorias funciona muy bien para bromas y otras declaraciones ingeniosas. Considere estos ejemplos de oxímoron:

“Soy una persona profundamente superficial”. -Andy Warhol

«Recuerdo claramente haber olvidado eso». —Clara Bartón

Presentar palabras de una manera nueva.
Colocar palabras contrastantes una al lado de la otra hace que cada una se destaque más, al igual que colocar colores contrastantes juntos. Resaltar sus diferencias acentúa su significado y las palabras se ven más fuertes. Eso hace que los oxímoron sean una opción seria en la elección de palabras.

Considere el ejemplo del oxímoron del silencio ensordecedor. Por sí solo, el silencio es bastante neutral: puede ser tranquilo o tenso, según el contexto. Pero emparejarlo con ensordecedor le da al silencio un significado muy distinto, comparándolo con un ruido fuerte que llama más la atención. Esto presenta la palabra silencio de una manera única que es particularmente expresiva.

Ejemplos de oxímoron de la literatura

Como recursos retóricos, los oxímoron se han utilizado en muchos medios diferentes, desde discursos políticos hasta novelas y obras de teatro. (Uno, en particular, está en Romeo y Julieta de William Shakespeare, donde «combinar cosas que contrastan» es un tema constante). Estos son algunos de los ejemplos de oxímoron más famosos de la literatura histórica:

“Todo el dolor que había soportado no era nada comparado con la exquisita agonía de esto”.

—Jack London, La llamada de lo salvaje

“El tonto de los libros, ignorantemente leído, con un montón de madera aprendida en su cabeza. . .”

—Alexander Pope, “Un ensayo sobre la crítica”

“De alegría melancólica, para citar”.

—Lord Byron, Don Juan: Canto VIII

“Su honor enraizado en la deshonra se mantuvo, Y la fe infiel lo mantuvo falsamente verdadero.”

—Alfred, Lord Tennyson, Idilios del rey

“La despedida es un dolor tan dulce”.

—William Shakespeare, Romeo y Julieta

“¡Oh amor bravucón! ¡Oh amoroso odio!”

—William Shakespeare, Romeo y Julieta

«¡Un maldito santo, un villano honorable!»

—William Shakespeare, Romeo y Julieta

3.6/5 - (5 votos)