Cómo enseñar a escribir correctamente a los niños

La capacidad de escribir es una habilidad que en la mayoría de los casos se va desarrollando con práctica en la niñez. Existen diversas técnicas y largas sesiones para poder nominarla, pero al final de cuenta es un don que perdurará para toda la vida. En el pasado durante muchos años se le negó la oportunidad de aprender a escribir y leer a muchas personas, bien sea por su género, estrato social o raza. En la actualidad este es un derecho de cada persona, por ello si estás interesado en fomentar esta competencia aquí te mostramos en estos artículos cómo enseñar a escribir.

Para empezar a escribir se debe comenzar con ejercicios sencillos de escritura. Estos son ideales para desarrollar la habilidad del niño para sostener el lápiz entre los dedos. Existen diferentes tipos de lápices, por ello se recomienda que el niño tome uno con el que se sienta cómodo. Así mismo al principio puedes ayudar posando tu mano sobre su mano para iniciar en los primeros trazos.

Algunos consejos para cómo enseñar a escribir

  • La edad ideal para comenzar a enseñar a escribir es entre los 3 a 5 años de edad. Este es el mejor tiempo para el contacto con el lenguaje escrito, ya que más adelante se les hará muy sencillo desarrollar esta habilidad con normalidad. Por ello se recomienda dar creyones y lápices a los niños para que comiencen con trazos cortos y algunas palabras como su nombre.
  • Se debe enseñar antes que todo lo relacionado con las reglas básicas de la escritura, el sonido de las letras, su forma, el porqué de su tamaño y espacio entre ellas. Es tan importante como cualquier cosa antes de empezar con exhaustivas lecciones de escrituras.
  • Antes de enseñar a escribir al niño se recomienda que se deje al niño en jornadas de dibujo libre, para que comience a fortalecer el llamado garabato y se estimule la mano con los modelos de la escritural natural.
  • Al mismo tiempo de las lecciones de escrituras, es recomendable iniciar al niño con caligrafía sencilla. Esto ayuda en la destreza de trazos verticales, horizontales y circulares.
  • Una actividad que ayuda muchísimo en el momento de iniciar en la escritura es colorear sin salir de la línea, los laberintos, unir con puntos y seguir los trazos. Esto es perfecto para desarrollar la motricidad fina del niño.
  • Por último recuerda que no se debe presionar al niño. Este es un proceso que abarca años en aprender con total naturalidad. Es así que cada niño tiene su propio ritmo, aplica los consejos anteriores día a día y poco a poco verás una mejoría.

Métodos tradicionales para enseñar a leer y escribir a los niños

Leave a Reply